¿Cómo aprender a vivir solo?

Yo tenía 19 años cuando migre a estado unidos. Muy joven, muy inocente y al mismo tiempo absolutamente inexperta. No sabia que esperar de esta “vida de adultos”. Y sé que no soy la primera ni seré la ultima, por eso, hoy quiero darte algunos consejos que me ayudaron a convivir conmigo misma, hasta el punto en que hoy, a veces extraño mi soledad.

Siempre he sido una chica amante de las aventuras y mudarme a otro país me traía mucha ilusión. Era algo que deseaba desde que tenía uso de razón. El problema era, que nunca antes había dormido sola. Mis padres son separados, por lo cual aunque tuve mi propia habitación, nunca la utilicé, siempre dormí con mi mamá. Durante toda la planificación de mi viaje me enfoque hasta en el más mínimo detalle, menos en este. ¡VIVIR SOLA! así que aquí te dejo algunas de las cosas que me ayudaron en este proceso.

  • Tener una rutina. Mis primeros días fueron terribles, evitaba a toda costa llegar a casa con energía. Me daba mucho miedo dormir sola. No sé por qué, pero recuerdo incluso que dormía con una lampara encendida, cerraba las puertas y ventanas con seguro y aun así me costaba conciliar el sueño. Cuando comencé a trabajar se me hizo un poco más fácil. Despertar a las 5 de la mañana y regresar a casa exhausta a las 8 o 9 de la noche era mi meta. A esa hora solo tenía energía para una ducha caliente que me relajara y en seguida me quedaba dormida.
  • Conocerte a ti mismo. Puede sonar cliché pero durante estos días fue cuando más tiempo pase conmigo misma. No tenia amigos, no había confianza con mis compañeros de trabajo y estaba en una ciudad totalmente nueva para mí, lo cual me dio la oportunidad de leer muchos libros que me ayudaran a conocerme, a desafiar mis miedos y calmar mi ansiedad. Fue entonces que entendí que los miedos solo estaban en mi mente, que la mejor manera de vencerlos era comprendiendo de donde venían y buscando la manera de derrotarlos. Yo le tenía miedo a la soledad porque no me conocía, no sabia que hacer si alguien no me guiaba o no me protegía (cabe destacar que para entonces era única hija) entonces hice una lista de las cosas que me gustaba hacer cuando estaba sola y una lista de las cosas que me gustaría hacer pero nunca había hecho por miedo a ser juzgada o por “no tener suficiente tiempo” y al hacerme consciente de esto poco a poco fui perfeccionando habilidades, descubriendo hobbies nuevos y agregando hábitos a mi vida.
  • Hacerle frente a las responsabilidades. Vivir sola me enseñó que tenia que valerme por mí misma. Yo no tuve un mentor que me enseñara dónde pagar los servicios, cómo hacer una declaración de impuestos o que medicina tomar cuando algo dolía, todas estas cosas las aprendi de la peor manera. Cuando casi me cortan la luz, cuando me dio una jaqueca que no me dejaba ni ver la luz y cuando tuve que pagar un fee de 150$ por retraso en el pago de la renta. No hablar ingles me lo hizo un poco difícil, pero la organización para mí fue la clave. Hacía todos los pagos del mes con al menos 3 días antes de la fecha prevista. (Todavía lo hago).
  • Reconoce tus valores y tus límites. Muchas veces pedí un consejo para crecer como personas y siempre me decían que me rodeara de gente que me aportara. Pero la verdad es que cuando estas comenzando tu vida adulta y no tienes idea de que hacer, tampoco sabes escoger quien te puede “aportar”. Por eso el mejor consejo que puedo darte es que uses tu tiempo para conocer tus valores, de esa forma y aunque no sepas realmente que es lo que quieres, vas a poder saber qué es lo que NO quieres. Confiar en mi intuición me permitió alejarme de quienes no querían lo mejor para mí.
  • Crea una vida con la que te sientas comodx. A mí personalmente no me gusta mucho el tema de la cocina, pero al aprender a preparar los platos que me gustaban le agarre un poco mas de cariño. Las cosas que más disfrutaba de vivir sola eran los días de limpieza profunda. Para mí era como un ritual para deshacerme de la suciedad y las malas energías. Lavar la ropa, barrer, trapear, y cuidar de mí es lo que más amo.

Hoy en día vivo en pareja y ¡ME ENCANTA!, pero a veces extraño esos días de soledad absoluta donde solo tenia tiempo única exclusivamente para mí. Recuerdo salir del baño y solo escuchar la música suave de mi playlist, aplicarme crema hidratante en todo el cuerpo y cambiar a ver una película o algún video en youtube mientras me pintaba las uñas. Extraño hablar con mis viejos amigos por teléfono o leer un libro sin interrupciones (hace ya mucho que no sé qué es eso) es de las mejores sensaciones de la vida. Extraño esos días en los que solo tenia amor para mí, en los que me desafié como nunca y me abrace para siempre. Extraño esos días en los que aprendí a cuestionar todas mis acciones y pensamientos, de vez en cuando extraño esos días de amor propio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s